Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 8 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados

Kain Grayscar, Keisha

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 77 el Sáb 06 Sep 2014, 2:25 am.
Últimos temas
» Ficha: Yurick
Vie 23 Jun 2017, 8:36 am por Yurick

» Ficha de Markus Blackhorn
Miér 24 Mayo 2017, 11:47 pm por Eneas

» Muerte al traidor [privado]
Dom 29 Ene 2017, 10:02 pm por Demivah

» Registro de Avatares Femeninos
Vie 27 Ene 2017, 11:50 am por Rey Xalcotum

» Alma Anisa (terminada)
Vie 27 Ene 2017, 11:48 am por Rey Xalcotum

» Bvlgaria :: Blurred Definitions [Afiliación élite]
Miér 25 Ene 2017, 8:01 pm por Tábatha

» St. James - Normal
Dom 22 Ene 2017, 7:20 pm por Eneas

» Seven Deadly Sins — Cambio de botón (Élite)
Jue 19 Ene 2017, 1:35 am por Duende en el norte

» Registro de Avatares Masculinos
Miér 18 Ene 2017, 5:45 am por Duende en el norte

Votános


Licencia de Creative Commons
Leyendas de Anzus by Estigma is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en Leyendas de Anzus.
Como habrás podido comprobar, éste es un foro original de principio a fin, todo lo que ves aquí ha sido creado por los usuarios que desde hace más de dos años, han dedicado su esfuerzo. Las fichas, los posts, los gráficos, en definitiva, cualquier contenido, es obra de sus dueños y de nadie más.
Sé original.
Afiliados Élite
BelovedHogwartsSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasLost Soul40 por 40Image and video hosting by TinyPicSchool Deluxe NEWForo RPG NarutoEast of EdenCrear foro photo mDxkRXI_zpspxu1jljz.jpg

Skye Nemura

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Skye Nemura

Mensaje por Skye Nemura el Jue 27 Oct 2016, 1:01 am

Nombre de Personaje: Skye Nemura

Nombre del PB: Katarina cosplay

Apodo (opcional): Nem

Edad: 18

Edad aparente: 18

Género: Femenino

Orientación sexual: Bisexual

Lugar de nacimiento: Lesbia

Raza: Humana

Conocimientos mínimos: Sabe leer. Se le da bien ser seductora y saca provecho de ello. Tiene experiencia moviéndose por ciudades y no suele perderse. Es buena regateando para conseguir los mejores precios.

Descripción física:

  • Cabello: Rojo intenso, del color del vino tinto. Liso y largo, hasta media espalda.
  • Ojos: Verdes con pequeñas motitas amarillas, apenas visibles. Vivos y analíticos. Se maquilla con sombra de ojos negra y contornos del mismo color.
  • Contextura: Ágil.  Tiene una figura voluptuosa, de curvas marcadas y abundantes, especialmente su busto voluminoso.
  • Altura: No muy alta, aunque quizás un poco por encima de la media de las mujeres humanas (un metro setenta).
  • Ropa: Viste ropas muy ceñidas ya que acentúan su figura además de permitirle hacer movimientos elásticos. Le gusta el cuero porque puede ser a la vez flexible y proteger (aunque con sus limitaciones). No tiene ningún pudor a la hora de dejar piel a la vista, normalmente el abdomen, mostrando el ombligo, y escotes generosos.
  • Otros: Tiene un tatuaje de color negro, y motivos tribales que aparentan ser un ala en el lado derecho del abdomen, y otro oculto en la cara interna de los muslos con la forma de una pequeña estrella de cinco puntas.
  • Imagen: Haz click aquí


Descripción Psicológica: Es una superviviente y hará cualquier cosa por no perder la vida. Skye no tiene muchos pudores ni remordimientos, y cuando alguno la asalta, intenta apartarlo de su mente diciéndose que hace lo que tiene que hacer, que ha elegido su propia vida. No tiene ningún amigo, ser una solitaria la ha convertido en una persona desconfiada y en ocasiones paranoica. Al menos así es en su naturaleza más profunda, eso no implica que de cara a los demás pueda mostrarse abierta, sociable. Se aprovecha de su aspecto, de su carisma y labia para conseguir lo que quiere, aunque siempre desde una distancia desapasionada en su mente.

Miedo(s): Teme a la muerte, y es temerosa de los dioses, en especial Kephisto, aunque no únicamente. Se podría decir que es una persona supersticiosa y no es raro en ella que realice pequeños rituales, rece o mencione a los dioses.

Pasado: Nació en Lesbia, cuando era pequeña la llamaban “cereza” por el color rojo oscuro e intenso de su pelo y sus labios, y fue el único nombre que conoció durante su infancia. Cereza era una huérfana de los fondos más bajos de la ciudad, un alma desgraciada en la que nadie se fijaba, salvo otros que eran como ella, parias, niños sin padres, abandonados. Hacían lo que podían para sobrevivir, desde mendigar a robar, ya fuera cortando bolsillos, afanando de un puesto de comida, o cuando se juntaban, amenazando e incluso pinchando a un adulto en los callejones, para luego despojarlo de todas sus pertenencias y correr sin mirar atrás. Eran animales, y era lo único que podían ser.

Cereza tuvo más suerte que la mayoría. A los diez años era una niña preciosa, incluso cubierta de mugre y apestando peor que las cloacas, su rostro angelical y sus cautivadores ojos verdes llamaban la atención, igual que lo habría hecho su pelo de no estar negro por la suciedad. Todos sabían lo que le deparaba el futuro a las niñas hermosas, con el tiempo crecería y entonces llamaría la atención de los hombres, sin ninguna forma de protegerse solo sería cuestión de tiempo que su belleza se convirtiera en una maldición.
¿Por qué he dicho entonces que tuvo suerte? Llamó la atención de una mujer, propietaria de varios burdeles, una mujer que de bondadosa no tenía nada. Vio algo en la mirada de Cereza, en la crueldad de la vida que había llevado, que podía explotar para su beneficio. Esa mujer la acogió, le dio un hogar, comida caliente y ropa limpia, pero no la engañó (o al menos no le mintió directamente) fue muy clara con ella...

. . .

La habitación olía a limpio, a cera de vela y a la madera del suelo y las paredes, olores que a Cereza le resultaban extraños y novedosos. No había sido consciente de su propio olor hasta que había olido sus ropas después de que la obligaran a darse un baño tras otro hasta que la piel le dolía y se le había enrojecido. ¿Cómo podían ella y los otros niños soportar ese hedor? ¿Es que no se olían? La vergüenza la mortificaba, en aquella silla que le quedaba grande, cubierta con una toalla que le quedaba grande, delante de una mujer impresionante. A pesar de que ya debía tener cierta edad, su mecenas tenía la piel tersa, un cuerpo de escándalo y un rostro adorable, era imposible no quedar atraída por su magnetismo, su voz era la guinda del pastel, carismática, aterciopelada. La miró a los ojos y Cereza no apartó la mirada.

- Tendrás comida, ropa y un lugar seguro en el que vivir si te quedas conmigo, pero no te saldrá gratis. A cambio trabajarás para mi. Como criada ahora, serás puta cuando te hayan crecido las tetas. Crecerás y serás hermosa, si además eres lista y aprendes podrás llegar a ser cortesana, tendrás dinero y los nobles se pelearán por ti, te escribirán cartas de amor y se batirán en duelos por tu atención. No te mentiré, suena bien, pero una puta es una puta y siempre lo será, por cara que seas.

O puedes volver a las calles de las que te he sacado. Esos animales te usarán hasta que no quede nada de ti y mueras olvidada en un callejón.

Las palabras eran duras para una niña, pero en las calles, los huérfanos como Cereza no habían tenido ninguna niñez, conocían toda clase de desprecios y dolores. Unas palabras duras no la amedrentarían.

- Hay otra opción. - Esa mujer cruzó las piernas y se estiró, quizás fuera un acto reflejo, un gesto que había repetido tantas veces a lo largo de su vida que era ya parte de su personalidad, pero captó toda la atención de Cereza. De repente no solo parecía sensual, también se veía peligrosa.

- Te quedarás conmigo y aprenderás, tendrás una educación de las que solo pueden permitirse los aristócratas y los ricos, tendrás un nuevo nombre y te entrenarás. Te enseñaré a seducir, a espiar y a matar, y harás todo eso para mi.

Cereza permaneció en silencio en todo momento.

- Yo en tu lugar elijaría la primera opción, pequeña.

. . .

Skye tenía dieciséis años (ese era el nombre que Irina, a la que ella llamaba Mamá, pero solo en privado, le había dado) y estaba sudando, agotada, en la sala de entrenamiento de una casa segura. La entrenaba un hombre del hampa local, lo más parecido al crimen organizado de la ciudad, era un hombre que sabía lo que se hacía, un asesino, no un vulgar mercenario o un matón, y llevaba años moldeando el cuerpo y el temperamento de su joven aprendiza.

La vista de su maestro resbalaba con suntuosidad por sus curvas, se recreaba lentamente en su escote abierto, apretado entre tiras de cuero para reducir el movimiento de sus pechos, también lo había visto perderse en la curva de su cintura y sus caderas, en la suavidad de la piel de sus muslos. Ella lo sabía, era consciente de la atracción que generaba. Se inclinó ligeramente para resaltar su pecho e imprimió a sus movimientos un contoneo suave. La presa picó el anzuelo, sus curvas habían captado completamente la atención de su entrenador, y ese fue el momento en que aprovechó para atacarle.

Aprovechó su agilidad para moverse rápidamente y lanzar un golpe al cuello con su daga de entrenamiento, un lugar desprotegido y vulnerable. Su maestro atrapó su muñeca en el aire, la giró y luego tiró de ella, haciéndola despegar los pies del suelo para acabar cayendo de espaldas al otro lado. El golpe le robó la respiración y la dejó aturdida.

- Pasas demasiado tiempo en compañía de putas. - Dijo él, cínico, pero con humor. - Eres demasiado evidente, palomita. - Con una sonrisa torcida le indicó que el tiempo para descansar había acabado, y estuviese preparada o no, tiró una potente patada en su dirección.

. . .


Tenía dieciocho años. La estancia olía a té de Arendia y perfume de mujer. La llenaban dos voces femeninas que discutían acaloradamente.

- ¡Ya estoy preparada!

- No, no lo estas. - Había dicho la voz más adulta, sin alzar la voz pero en un tono tajante que normalmente asustaba a todos los que tenía a su alrededor. A todos menos a Skye. Cuando esa muchacha era solo una niña, una pequeña cereza, se había dicho que sacaría de ella todo el provecho que pudiera, no realizaba un acto de caridad, sino de inversión. Ahora se cuestionaba si eran cosas de la edad o se estaba ablandando, pero creía querer a la joven, casi como si fuera hija suya.

- ¡Si que lo estoy! Ponedme a prueba y superaré cualquier adversidad. Soy lista, hermosa y rápida.

- Mithas dame paciencia. - Respondió Irina, ante una mirada de desaprobación de su pía aprendiz. - Sostén ese ego si no quieres acabar aplastada debajo. No estamos en Sendaria, habla como una persona normal.

La chica frunció aún más los labios y el entrecejo, adoptando una expresión que intentaba ser amenazadora, enfadada y que hizo reír a la mujer.

- Yo te diré cuando estés lista. Sin embargo – Levantó la mano para hacerla callar cuando iba a empezar otra retahíla de quejas y continuó. - Tengo una misión para ti. Prepara tus cosas, porque partirás de viaje.

Los ojos de Skye se iluminaros de emoción y no pudo evitar demostrar su júbilo, celebrando con los brazos. Mamá esperó a que se calmara, observándola con una ceja alzada.

-  Arreglatelas como puedas. Tienes que encontrar a un mago.

- ¿A un mago? ¿Y para qué? ¿Tengo que matarlo? - Su emoción se disipó rápidamente. Una cosa era creer que estaba lista para matar a alguien, un cualquiera, y otra muy distinta sería enfrentarse a un mago. ¿Estaba Irina intentando desanimarla? Pues no iba a conseguirlo.

La mujer sonrió, podía saborear ya las quejas que vociferaría su aprendiz en cuanto le comunicara su misión, igual que saboreaba el té.

- Porque tu misión será aprender magia.

- ¿¡Qué!?
avatar
Skye Nemura

Mensajes : 83
Fecha de inscripción : 26/10/2016
Localización : Perdida en una isla

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
450/500  (450/500)
Coronas: 250

Volver arriba Ir abajo

Re: Skye Nemura

Mensaje por Duende en el norte el Jue 27 Oct 2016, 1:06 am

Ficha aprobada bienvenida oficialmente al foro, Si gustas puedes hacerte una ficha de combate y/0 pasarte por el subforo de campañas quest y temas para que comiencen tus aventuras!


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Duende en el norte
La Sabandija Negra en el Norte

Mensajes : 3221
Fecha de inscripción : 05/08/2014

Hoja de personaje
Nivel:
Experiencia:
0/0  (0/0)
Coronas:

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.