Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 77 el Sáb 06 Sep 2014, 2:25 am.
Últimos temas
» Ficha: Yurick
Vie 23 Jun 2017, 8:36 am por Yurick

» Ficha de Markus Blackhorn
Miér 24 Mayo 2017, 11:47 pm por Eneas

» Muerte al traidor [privado]
Dom 29 Ene 2017, 10:02 pm por Demivah

» Registro de Avatares Femeninos
Vie 27 Ene 2017, 11:50 am por Rey Xalcotum

» Alma Anisa (terminada)
Vie 27 Ene 2017, 11:48 am por Rey Xalcotum

» Bvlgaria :: Blurred Definitions [Afiliación élite]
Miér 25 Ene 2017, 8:01 pm por Tábatha

» St. James - Normal
Dom 22 Ene 2017, 7:20 pm por Eneas

» Seven Deadly Sins — Cambio de botón (Élite)
Jue 19 Ene 2017, 1:35 am por Duende en el norte

» Registro de Avatares Masculinos
Miér 18 Ene 2017, 5:45 am por Duende en el norte

Votános


Licencia de Creative Commons
Leyendas de Anzus by Estigma is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en Leyendas de Anzus.
Como habrás podido comprobar, éste es un foro original de principio a fin, todo lo que ves aquí ha sido creado por los usuarios que desde hace más de dos años, han dedicado su esfuerzo. Las fichas, los posts, los gráficos, en definitiva, cualquier contenido, es obra de sus dueños y de nadie más.
Sé original.
Afiliados Élite
BelovedHogwartsSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasLost Soul40 por 40Image and video hosting by TinyPicSchool Deluxe NEWForo RPG NarutoEast of EdenCrear foro photo mDxkRXI_zpspxu1jljz.jpg

Muerte al traidor [privado]

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Punisher el Mar 10 Ene 2017, 12:21 am

El miembro 'Talion' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Ataque' : 10
avatar
Punisher
Dados

Mensajes : 871
Fecha de inscripción : 30/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Demivah el Jue 12 Ene 2017, 6:36 pm

En otro lugar::

En las islas Drozhna, La base rebelde de los plumas negra se encontraba alborotada por la fresca noticia que habían traído los espías entrenados de la Cuerva.
Las tropas de la Emperatriz habian sido avistadas dando patrullas irregulares mas alla de los limites de Kazanmak. Las voces de Bellakar deciean de que la dama oscura intentaba expandir sus dominios a la fuerza, mientras que el espionaje mencionaba que los últimos ataques hacia el reino corrupto fue la chispa para desatar la violencia de la Shyrena.

Kaela aun guardaba esperanza tras su ultimo encuentro con Taharam. Pero que su hermana decidiera de avanzar sobre los desiertos de Eädur tras tanto tiempo de resguardarse detrás de sus murallas no era nada bueno de oír.
No tardo mucho en dar la orden de preparar su navio para un futuro viaje a las tierras oscuras del sur. Existía algo mas que mantenía los pensamientos de la gran líder rebelde muy alborotados...algo secreto que sus hombres le habían mencionado. Ella estaba decidida a realizar el trabajo por su cuenta para ver con sus propios ojos lo que su hermana tramaba. Sin saber que su amado iba tras ella... Kaela solo esperaba que los días pasaran rápido a medida que establecía ordenes fijas a sus lideres para poder viajar tranquila de que la isla rebelde estaría en paz mientras se ausentaba.

Demivah ponía todo lo mejor de ella para aquella batalla, siempre había sido un honor enorme servir a la Emperatriz y ahora mucho mas con el rango de Generala. Mientras el jinete que llevaba las correas enviaba al caballo por debajo del enorme insecto, la drow usaba de su buena puntería para atacar las extremidades al igual que sus soldados.
El escorpión se mostraba enfurecido aunque confundido entre no saber donde golpear. Los soldados sabían dispersarse y atacar en distintos puntos cuando este segrego un ácido corrosivo desde su aguijón. Soldados como animales de guerra que fueron alcanzados por aquel liquido cayeron chillando de dolor en las arenas hasta desintegrarse rapidamente. — Carros! a mi! disparad a su rostro, busquen un blanco en sus fauces. Caballería, usen sus espadas y lanzas. corten esas extremidades cuanto antes! — Grito para movilizar sus tropas rapidamente.

Demivah no era orgullosa como su Emperatriz en pensar que el ejercito Kazanmaki jamas seria derrotado (aunque la dama oscura siempre suele de contar con la ayuda del Malkôra cuando las comanda)... ella siempre veía muchas posibilidades, las buenas y las malas... y en el caso que el escorpión pudiera de vencerles al menos debía de perder la movilidad para no intentar acercarse a la cuidad portuaria u otra cercana.  

Tomando una de sus flechas imbuidas de oscuridad, la drow dio el ejemplo de donde atacar a los demás carros con arqueros, su disparo fue apuntado con la intención de llegar dentro de las fauces de la bestia, cuando esta chillara de dolor en el momento que la caballería golpeara sus extremidades.

--------

Mientras tanto, en el reino de Kazanmak las tropas se reunían en la gran plaza con su soberana y los grandes lideres del reino. Akasha había desistido por si misma perseguir a su aprendiz ya que era momento de comenzar su plan de exterminio en toda Eädur. Sus grandes asesinos no pudieron de atraparle en los desiertos de Yavannah pero a cambio pudieron de capturar a un grupo de civiles  rebeldes, algunos pertenecientes a las tropas de su hermana.
Akasha no estaba enterada que se trataba de uno de los capturados era uno de los aprendices mas notables de su hermana Kaela... pero le daría uso por medio de la tortura para quitar información necesaria.
Emitiendo sus típicos discursos para motivar el fanatismo de sus soldados, Akasha emitiría un decreto de esclavizar mujeres y niños para trabajos forzados en canteras mineras y la fabricación de grandes obras y maquinara militar. Todos los hombres sin excepción alguna serian enviados a la guerra y quienes desobedecieran serian ejecutados sin juicio alguno.
El reino de Kazanmak se movilizaba y su pueblo pasaba de una vida llena de culto y lealtad por una de fria esclavitud bajo las exigencias de su soberana. Una exigencia que apuntaba a una guerra sin fin interpretada como el camino a un mundo mejor...
avatar
Demivah

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 15/12/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Punisher el Jue 12 Ene 2017, 6:36 pm

El miembro 'Demivah' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Ataque' : 12

--------------------------------

#2 'Ataque' : 6
avatar
Punisher
Dados

Mensajes : 871
Fecha de inscripción : 30/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Talion el Jue 12 Ene 2017, 11:48 pm

Mientras tanto:
Antes éstas son mis condiciones. — Explicaba Sadrisa, Valamar se puso tenso, por el tono que empleaba la mujer pirata, sabía que lo que le iba decir no le iba a gustar— Primero: el mando es mío. Me diréis lo que hay que hacer, pero seré yo quien decida cómo. Me daréis vuestras órdenes, y yo se las daré a las mujeres piratas que están a mi mando, no vosotros. Segundo: si os digo que no puede realizarse algo, es porque no se puede y punto.

Las mujeres pitaras y Zed guardaron silencio, y se quedaron observándolo intensamente durante largos segundos. Valamar se forzó a asentir, si había algo que no le gustaba es que las cosas se salieran de su control, situación que se había vuelto demasiado frecuente desde que piso Eadür. Decidieran lo que decidieran, tendría que aceptar con toda la cortesía que fuera capaz de demostrar. Era una trampa perfecta la que él mismo se había preparado.

Las corsarias nunca prometían ni la mitad de lo que uno pensaba que habían prometido, y sólo daban lo que a ellas les parecía bien, además de ser más inconstantes que una veleta y cambiar de opinión en un abrir y cerrar de ojos.

El cebo que lo había llevado a la trampa lo estaba mirando fijamente; tuvo que doblar el cuello hacia atrás para mirarlo a la cara, y le habló en tono bajo y furioso:

Más te vale que sepas lo que estás haciendo


¿Quieres encontrar a Kaela si o no?


Kaela si, ese par de ojos rasgados eran la causa de todo, Valamar recordó la fuerza de su amor por la Shyrena, un amor natural como el fuego ardiente y como la lava incandescente. La expresión de su rostro se dulcificó al recordarla y fue toda la aprobación que necesito Zedd para dar su consentimiento a Sadrisa.


************


A pesar de lo amedrentador que era el colosal insecto, la drow  no daba tregua y demandaba a sus tropas no cesar en sus ataques. Al escorpión le llovían flechas por doquier, y este contratacaba disparándoles acido corrosivo, hasta que la generala ordeno concentrar todos los ataques al rostro y extremidades.

El bicho trataba de ladearse para acercarle la parte de atrás y poder alcanzarle con las mortíferas y latigueantes colas.

La drow disparo su virote  imbuido  con la magia oscura de Malkôra, dándole en medio de las fauces, justo donde el cartílago  no estaba recubierto de quitina. Esto hizo que cesaran sus defensa, el resto de las huestes, hicieron el resto acribillándolo sin piedad ni pausa, cesaron  los espasmódicos movimientos del monstruo, cuando se desplomó al suelo.

Luego, empezó a salir humo de su cuerpo, mientras este se colapsaba sobre sí mismo, de un modo similar a como su coraza hubiera sido disuelta por el ácido. Pronto no quedó de la aterradora bestia más que un montón informe y humeante.

El poder de Malkôra, destruyo su esencia
—explicó Califa— y al haber perdido su principio vital, no había nada que mantuviese unida la materia de que se componía, así que esta se ha fundido y volatilizado en el éter.

Los soldados vitorearon su triunfo nuevamente, pronunciado con orgullo el nombre de su generala y ofreciendo su victoria a Malkôra.  Sin embargo no había tiempo para celebraciones.

Nuevas órdenes desde Kazamark habían llegado. Las huestes de la generala debían de movilizarse desde Muradurak, hacia la serranía de  Bellakar, pues en el seno de sus cordilleras y sus volcanes se ocultaban Talion y Dantaria.

Mientras tanto, el grueso del ejercito  Kazamark  marchaba hacia  los desiertos de Yavannah para someter a las tribus nómadas y para  aplastar los focos rebeldes.

Tenemos un largo camino por delante
—señaló Califa— No entiendo como el gene… digo el traidor llego tan rápido hasta Bellakar, pero por más que sus caballos sean veloces, ellos no lo son. Con un poco de suerte les daremos alcance si va la pura caballería…

Mapas explicativos y recuentos de tropas:




http://leyendasdeanzus.foroactivo.mx/viewimage.forum?u=https%3A%2F%2Fs18.postimg.io%2Fg44rfe8h5%2Fmapavoy.jpg

http://i.imgur.com/IGXmAIq.jpg

Arrakis 92% de Hp

Comandante Califa 100 %de Hp

Jinetes Halcón 100

200 Caballeria Kazamarki

9 carros de asedio con 9 arqueros cada uno = 90 arqueros

30 Legionarios Arrakis

Total Kazamark  422 elementos

La interminable extensión de selva oscura que había que atravesar para llegar hasta las montañas, era  perturbadora. Llevaban horas cabalgando tras la pista del traidor. Soplaba un viento que bajaba de los montes y que hacía que los árboles susurraran como si tuvieran vida propia.  La teniente Califa cabalgaba distraída y nerviosa.
Durante la marcha uno de los exploradores con los caballos más ligeros, reporto que había un campamento de soldados Kazamark muertos.

Apuesto a que las mató a todas con sus propias manos
—había comentado uno de los jinetes— Seguro que él general les arrancó las cabecitas él mismo. O quizás fueron esos hombres león

Vuelve a contarnos lo que viste, Hassan. Con todo detalle. No te dejes nada.


El campamento está tres kilómetros más adelante, pasado aquel risco, justo al lado de un arroyo
—dijo Hassan— Me acerqué tanto como me atreví. Eran diez hombres y dos mujeres.

No había ninguna hoguera, aunque el lugar donde habían encendido una se distinguía claramente. Había una mujer en la copa de un Árbol, medio escondida con el cuello roto.


El terreno estaba húmedo y fangoso, resbaladizo, plagado de piedras y raíces ocultas con las que los caballos podían tropezar. Detrás del risco estaban las cenizas de la hoguera, las tienda cubiertas de hojas,  y un arroyuelo casi seco. Pero los legionarios no estaban.

Habían desaparecido. Todos los cadáveres habían desaparecido.

Por lo visto tus cadáveres han levantado el campamento.


Hassan  se había quedado mudo. Las palabras no le venían a la mente. Aquello era imposible.

Recorrió una y otra vez el campamento con la mirada. Un hacha de combate enorme, de doble filo, seguía tirada donde la había visto la vez anterior. Un arma de gran valor...

• • • • •

El suelo era frío y duro, pero al cabo de un rato Talion consiguió dormirse. Soñó con la capitana Arrankis, aunque fue un sueño agridulce.

Talion. —La voz de Dantaria era baja y apremiante. Talio despertó al instante. El fuego se había reducido a unas brasas, y las sombras se deslizaban a su alrededor. Dantaria se había incorporado sobre una rodilla, con la espada en una mano y el cuchillo en la otra. Talion alzó una mano, indicando que se quedara quieta.

¡Venid a compartir nuestro fuego, la noche es fría!
—Llamó a las sombras— No podemos ofreceros vino, pero sí un poco de carne asada.

Nuestra montaña
—replicó una voz desde los árboles, profunda, dura, brusca—Nuestra carne.

Vuestra carne
—reconoció Talion— ¿Quién eres?

Cuando te reúnas con tus dioses
—replicó una voz diferente— Diles que te envía Krisna de Tul Harar.


Krisna:

Una rama crujió cuando alguien la pisó para salir al claro; era una mujer guepardo

Y Chita hija de chitara
—dijo la primera voz, profunda y mortífera.
Chita:


Los guerreros de Tûl Harar eran la antigua raza de los hombre-león, pero aquella tribu en particular, era una total mezcolanza, pues había algunos mezclados con orcos, con felinos incluso tifflins, estaban bastante lejos del reino de Tûl Harar. Pero Talion sonrió, era bien sabido el racismo que tenía la emperatriz Akasha y podría usarlo a su favor.

Otras voces se alzaron, proclamando otros nombres. Eran al menos treinta. Unos cuantos llevaban espadas y cuchillos; otros esgrimían horcas, guadañas y lanzas de madera. Aguardó a que todos salieran y gritaran sus nombres antes de responder.

Yo soy Talion. Pagaremos de buena gana el cabrito que nos hemos comido.


Eres el Ex general de la Usurpadora de Akasha. Fuiste acusado de traidor.


Ex General… Al parecer la noticia de su destitución había volado a los cuatro vientos. Mejor así se ahorraría explicaciones.

Y ella es Dantaria, princesa amazona. Sabrán que Kârna es uno de los reinos más poderosos…

Lo sabemos pero aquí nosotros mandamos, y ustedes serán nuestros esclavos, o quizás los matemos… ¿Qué nos darás a cambio de vuestras vidas, Talion, ex general de la reina Akasha ¿Oro? ¿Armas? ¿Mujeres?


Todo eso, Krisna, y mucho más
—replicó Talion con una sonrisa— les daré su libertad.
avatar
Talion

Mensajes : 102
Fecha de inscripción : 05/01/2016

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
102/1000  (102/1000)
Coronas: 250

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Demivah el Sáb 14 Ene 2017, 3:59 pm

La puntería de la drow con la ayuda de los grandes fieles  de la emperatriz dieron un fuerte golpe en la bestia. Aquella flecha imbuida de oscuridad entro en sus fauces dando un daño critico que la bestia no pudo de resistir mucho tiempo de pie. Los jinetes Kazanmakies se separaron para dejar a aquel gran insecto chillar adolorido hasta que simplemente se desintegro dejando un olor fuerte por aquella sustancia nociva... pero el aroma a victoria supero cualquier molestia en aquel momento.

— Has sido valerosa Califa, buen trabajo — Dijo colocando una mano en el hombro a su compañera con una sonrisa digna de victoria que no tardo en desvanecerse. Tanto Demivah como Califa sabían que aun habían mas ordenes por parte de la soberana y debían de actuar lo antes posible. —... Las exigencias de la soberana cada vez son mas y mas. Se acercan tiempos difíciles compañera. no podemos fallar ni a ella ni a el. — Respondió señalando a los cielos negros que mantenían los días oscuros en el reino, mostrando que las ordenes no solo eran capricho de la Shyrena... sino también del mismo dios oscuro.

Según las tropas cercanas a las fronteras y los nuevos mensajeros del reino habían notado que el traidor se había fugado hacia las tierras del noroeste. Tenian mucho tiempo a favor ya que nadie se animaba a cruzarlas trepando, Eran grandes montañas filosas y traicionera que las hacían verdaderamente imposibles de ser escaladas. Solo existía un solo pasaje hacia los reinos de Kârna y Bellakar... era un pasaje entre aquellas altas montañas cuya única entrada era cuidada por los soldados de elite y la guardia de gran rango fieles al rey Vûlmek.

— Ya no es mas tu general, Califa, No lo olvides. Talion esa huyendo a ciegas. Si ha raptado a la princesa amazona... según le trayecto que esta tomando esta pretendiendo de regresar a pie hacia esos bosques. Sera imposible, se topara indudablemente con las fuerzas de Bellakar que pasan el día completo impidiendo que las huestes conjuradas por la soberana crucen a los reinos del norte. Se vera obligado a regresar... y sera nuestro momento de atraparlo. — Dijo mientras que ella se re ubicaba para montar un carro de guerra. Con su flota de naves patrullando las costas del norte y la avanzada hacia la frontera contra Bellakar, Demivah confiaba en poder de atrapar al traidor a tiempo... el ex-general sin poderes y con limitados recursos no podría avanzar tan rápido como la caballería Kazanmaki.

No paso mucho hasta que una tropa de asalto rápido trajo informes del terreno que verían a futuro en la marcha. La generala no se sintió muy asombrada, un campamento Kazanmaki podría de ver sido asesinado fácilmente con ayuda... tal y como la soberana lo temía, que su aprendiz se aliara a los "debiles" y rebeldes de Eädur.
Pero al llegar al punto relatado por el explorador, notaron que no había mas que arena y un campamento abandonado. — El lugar esta completamente vació, soldado. — Miro al tal Hassan con sus ojos rojos penetrantes mostrando su disconformidad. La elfa corrupta siempre acataba seguir el códice y las leyes de la soberana... pero en situaciones como esta, solía mostrar mas flexibilidad. Ella necesitaba de cada uno de sus soldados para la tarea. No valía en nada ejecutar a alguien por un simple error o mentira como probablemente lo hubiera hecho Akasha.

— Sigamos la marcha, tomen lo que necesiten de aquí. no dejen comida ni agua si es que encuentran. Desechen en las arenas lo que decidan dejar. No demos falsas esperanzas a esos rebeldes de regresar.— ordeno mientras que su jinete sacudia las riendas para hacer su carruaje avanzar para tomar la delantera. Demivah debía de encontrar a Talion a toda costa. Akasha deseaba de decapitar ella misma al traidor de Kazanmak, quizás era su único consuelo en aquellos dias de caos... pero la generala solo buscaba encontrarlo para hacerlo razonar. Luego le costaría el duro trabajo de convencer a la soberana... un trabajo realmente complicado.
avatar
Demivah

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 15/12/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Talion el Dom 15 Ene 2017, 2:07 am

Califa tenía que reconocer que estaba contenta con su nueva generala, era buena combatiente y su apostura era mejor  que la de Talion. Era práctica efectiva  y letal y sabía reconocer un buen trabajo.

Aunque también debía de reconocer que extrañaba algunas cosas de Talion. Pero el ya no era su general, era un traidor, y como bien decía su nueva líder, debía recordarlo y ahora se avecinaban tiempos más duros que nunca. Tenía que mantener su fe, también confiaba en que atraparían a Talion, sin sus poderes y sin soldados que comandar sería una presa fácil, aun y cuando se hubiese aliado a los rebeldes.

Siguieron la marcha como ordeno la generala. Había muchas leguas hasta Bellazen, leguas de colinas escarpadas, bosques espesos y ríos bravos, y tantos Clanes que Califa qué no quería ni imaginárselo.

Las montañas de Bellakar eran muy accidentadas. La luna brillaba casi llena y la noche era tan clara que se veían las montañas, con las cumbres coronadas de nieve. "Frías, desoladas e inhóspitas, pero tan hermosas…" Pensaba Califa mientras cabalgaban de noche en persecución del Traidor de Talion y la princesa Rebelde Dantaria

Las cimas brillaban, pálidas y serradas como una hilera de dientes afilados. Las laderas y los picos más bajos se perdían en las sombras.

De pronto se encontraron rodeados de árboles estaban atravesando un bosque, árboles sin fin, pinos soldado, centinelas, hayas, fresnos, robles viejos, castaños, carpes y abetos.

El crepitar de las hojas muertas, el crujido de las ramas al viento. Califa odiaba los bosques y su perene quietud.

Los árboles eran gigantescos, oscuros, amenazadores en cierto modo, y sus ramas bajas se entrelazaban y crujían con cada soplo de viento, mientras que las más altas parecían arañar la faz de la luna.

Poco después  se toparon con los cadáveres de la guardia del rey Vûlmek y se dieron cuenta de que unas sombras en los arboles comenzaron a rodearlos

Atención es una Emboscada…


Los arqueros comenzaron a disparar flechas contra las sombras que poblaban la oscuridad.

Tenemos que abrirnos paso y salir de aquí!
—Grito desesperada la teniente Califa Su caballo relinchó y se encabritó— ¡Formación en punta de lanza! —rugió— ¡Todos a  trote de caballo, tenemos que escapar a campo abierto aquí, somos blanco fácil

Los arqueros no tardaron en quedarse sin flechas, así que obedecieron.

El jinete que cabalgaba a la derecha de Califa se precipitó al suelo en medio del estrépito del acero, el cuero y los relinchos del caballo, y los hombres león cayeron sobre él.

Los halcones descendieron por la colina al galope, entre un enjambre de garras negras, ardientes ojos felinos y lanzas. Los caballos tropezaban y caían, los halcones eran arrancados de sus sillas, las antorchas giraban en el aire, las hachas y las espadas hendían la carne muerta.

Los Hombres león  no se apartaban; los jinetes los arrollaban y los pisoteaban con los cascos de las monturas. Incluso mientras caían, lanzaban zarpazos contra las espadas, los estribos y las patas de los animales. Uno de los felinos le abrió el vientre de un zarpazo a un caballo con la mano derecha, mientras se aferraba a la silla con la izquierda.

Los Halcones eran arqueros a caballo pero también sabían pelear cuerpo a cuerpo y no les quedó otro remedio que hacerlo, pues todos los caballos habían sido heridos.

Los felinos cayeron sobre ellos entre Maullidos rugidos y aullidos— El rugido era el grito de los hombres león. Los Halcones de hierro respondieron con sus propios gritos invocando a Malkora, y comenzó la batalla…

Jamás existiría bardo capaz de componer una canción sobre aquella escaramuza; ningún maestre escribiría una crónica para los escribas de Kazamark . No ondeó ningún estandarte; no sonó ningún cuerno de guerra; ningún gran señor convocó a sus hombres para dirigirles unas últimas palabras cargadas de emoción. Lucharon a la escasa luz, sombra contra sombra, todos los carros de guerra tropezaron con rocas y raíces, incluido en carro donde viajaba la drow, cayendo los jinetes  sobre una alfombra de barro y hojas podridas.

Los hombres león llevaban corazas descoloridas y pieles, Los halcones sus sofisticadas armaduras de cuero. La luna y las estrellas presenciaron su enfrentamiento mientras los iluminaban con la débil luz que se filtraba por el entramado de nubes oscuras que los cubría.

El primer hombre que llegó hasta Califa murió a sus pies con el hacha arrojadiza entre los ojos. Aquello le dio un respiro, lo justo para ponerse el escudo.

¡A mí! —gritó, pero ni ella misma sabía si estaba llamando a los halcones o a sus enemigos.

Un hombre león apareció ante ella y blandió un hacha con ambas manos al tiempo que aullaba su ira sin palabras.

Mientras tanto Arrankis daba cuenta de los hombres león que habían osado atacarla pero pronto se topó de frente con una rival digna de ella. Se trataba de Chita, la mujer guepardo
Chita:



No es la primera vez que mato a una Drow
— le dijo ella a Arrakis cuando estuvo cerca de este— El truco es siempre el mismo, son torpes en la superficie, una vez que pierden el equilibrio, una vez caen se pueden dar por muertas. Tú también caerás  fácilmente.

Chita iba armada con dos brazaletes de bronce y una lanza cuya asta era lisa, gruesa y lisa y medía casi dos metros. Comenzó a bailar alrededor de Arrakins, y le lanzo una golpe bajo con la lanza.

Sistema de dados:

El primer dado que Yo lance corresponde a los ataques y defensas de Chita
El segundo dado corresponde a la ofensiva de los hombres león
El primer dado que tú lances corresponde a los ataques y defensas de Demivah
El segundo dado que tu lances corresponde al contrataque de los jinetes Kazanmak.


Estadísticas:


Arrakis 40 Hp

Comandante Califa 100 % de Hp

Jinetes Halcón 100

200 Caballeria Kazanmak

9 carros de asedio con 9 arqueros cada uno = 90 arqueros

30 Legionarios Arrakis

Total Kazamark  422 elementos

Enemigos

Chita 40 de Hp

Hombres león 422
avatar
Talion

Mensajes : 102
Fecha de inscripción : 05/01/2016

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
102/1000  (102/1000)
Coronas: 250

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Punisher el Dom 15 Ene 2017, 2:07 am

El miembro 'Talion' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Ataque' : 9

--------------------------------

#2 'Ataque' : 2
avatar
Punisher
Dados

Mensajes : 871
Fecha de inscripción : 30/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Demivah el Mar 17 Ene 2017, 4:59 pm

La incursión llevaba su marcha hasta mas allá de los limites de Kazanmak. Pronto las nubes oscuras del reino dejaron de obstruir el paso de la luz de la luna y Arrakis comenzó a sentir la molestia de la pureza lumínica de la misma. Escondida debajo de su larga capa y capucha, ella pudo notar como Califa miraba los cielos con cierto aprecio... los roles cambiaron cuando por fin llegaron a los bosques. La oscuridad y las sombras trajo nuevas energías y fuerzas no solo a la Generala, sino también a los legionarios quienes eran bendecidos por la oratoria de la Emperatriz y la marca de Malkôra.

Los movimientos dentro del bosque fueron percibidos por las atentas orejas de la elfa corrupta, ella sabia que estaban siendo rodeados poco a poco, el enfrentamiento seria inevitable y todo por salir de las tierras oscuras de la soberana. Demivah buscaba el momento para dar su orden y enfrentar cara a cara a los enemigos cuando Califa se adelanto a romper la formación. — Alto! —  Grito cuando las primeras bajas comenzaron a caer en las tropas. Califa se había dejado de manipular por el enemigo, los cazadores hombre-leon jugaban siempre con sus presas y ella estaba logrando lo que el enemigo buscaba. — Nadie salga de los bosques! es una orden! luchad con valor! las sombras son nuestras aliadas!  — grito cuando una lanza impacto en una de las ruedas de su carro. La elfa en un rapido movimiento salto para agarrarse de una larga rama y mientras su jinete y el carruaje se iban al diablo.
Descendió armada de su arco sobre el terreno y envió numerosas flechas hacia los felinos. La falta que Califa había cometido en dictar una orden sin permiso de ella seria discutido luego, la batalla estaba encima de ellos y no había mas que combatir.

En medio de la batalla, cruzo miradas con una felina quien se interponía en su camino. La osada criatura de las tierras del oeste mostraba confianza ante la presencia de la generala... pero Arrakis no flaqueaba, los dedos de su mano estaban pendientes al minimo movimiento para tomar una flecha o disponerse a agarrar el arco con fuerza para defenderse. — No es la primera vez que mato uno de los tuyos... podría decirse que he matado centenares, miles en toda mi larga vida. — Respondió rápida mientras la perseguía con su mirada, la felina la rodeaba como si fuera una loba hambrienta mientras ella solo esperaba el primer golpe. — Prueba tus palabras, bestia — Agrego para luego tomar con ambas manos su arco y ver el movimiento de la felina quien daba un golpe a baja altura.
Demivah intentaría de bloquear la lanza con su propio arco o al menos disminuir la velocidad de aquella arma para que no tuviera la fuerza suficiente como para hacerla caer en el terreno.

Con la oscuridad de los bosques, la generala confiaba que Malkôra le daría la fuerza para destruir aquellos cazadores. Pudieron con orcos y un enorme escorpión... no tendría porque ser diferente el final de aquella emboscada. Las tropas de Kazanmak eran la élite en toda Eädur, la fuerza de la armada de la soberana aplastarían tantos enemigos hasta el ultimo aliento solo por fervor al dios oscuro. Nadie daría un paso atrás mientras la elfa corrompida respirara.
avatar
Demivah

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 15/12/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Punisher el Mar 17 Ene 2017, 4:59 pm

El miembro 'Demivah' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Defensa' : 10

--------------------------------

#2 'Ataque' : 3
avatar
Punisher
Dados

Mensajes : 871
Fecha de inscripción : 30/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Talion el Miér 18 Ene 2017, 12:17 am

Mientras tanto:
Conforme navegaban por el río Valamar alcanzo a divisar un montón de cosas, que jamás había visto, Eadür era un continente muy curioso con un montón de cosas raras. Reptiles de colores,  tortugas gigantes, ciudades en ruinas, estatuas derruidas de  piedra, mujeres bañándose en el río. Nunca se sabía qué pasaría al doblar el siguiente meandro.

Valamar veía todo esto recostado en el trinquete del mástil,  oía el silencio de las aguas  y pensaba en Kaela, sus tierras natales eran sin duda extrañas, un aire a historia, a glorias pasadas y a múltiples batallas.

Pensaba en su amada y hermosa cuerva cuando alcanzó a ver una figura gigantesca que surgía del río, arqueada y ominosa. Al principio creyó que era una colina que se alzaba sobre un islote boscoso, o una roca colosal cubierta de musgo y helechos, oculta hasta entonces por la niebla.

Pero cuando el birreme se acercó, aquello fue cobrando forma. En la orilla había una fortaleza de madera podrida e invadida por la vegetación, adornada por esbeltos chapiteles quebrados en su mayoría, como lanzas rotas. Por doquier había torres sin tejado que apuñalaban el cielo a ciegas.

Todo ruinas, todo una desolación, todo muerto.

El ataque a traición, había empezado bien, mas sin embargo los hombres león jamás contaron con que las sombras recargarían el poder de los bendecidos por Malkôra.

La Generala drow dio la orden de  permanecer en los bosques, para poder ser ayudados por la oscuridad y los legionarios obedecieron. Ayudados por la energía oscura, los Kazanmakis  respondieron al ataque. Demivah no fue la excepción, sus insintos y sus sentidos, la habían prevenido y reacciono esquivando eficazmente el ataque traicionero de la guepardo  con su arco y le respondía desafiante.


Te lo probare, te regresare con ese dios oscuro que tanto amas…


Tenía que reconocer algo debía de tener la nueva campeona de Akasha que le estaba dando una digna pelea. Chita había jurado que la nueva campeona no era capaz de durarle más de un minuto si quiera.

No me importa que tan buena sea tu defensa, ya encontrare como hacerte cosquillas ya lo veras… Mira bien a tu alrededor
— Dijo dando vueltas alrededor de ella— pues esta será tu tumba a partir de hoy.

Chita corrió hacia Demivah y después salto hacia a ella  usando su lanza como punto de apoyo para impulsarse más alto cayendo cerca de ella.

Con la mirada envenenada de odio y con el racismo ardiendo en sus entrañas corrió hacia Arrankis. La lanza larga de Chita se disparó en un aguijonazo contra el abdomen de la Drow.

Califa por su parte obedecía las nuevas órdenes de la generala, el poder de Malkora le había dado mucho poder, había perdido su yelmo durante la batalla,pero confiaba en que saldira victoriosa . Una mano la agarró por el pelo, pero lo llevaba tan corto que no pudo hacerle volver la cabeza, así que le descargó el talón en el empeine y se liberó cuando el otro gritó de dolor. Cuando se volvió, su enemigo ya estaba en el suelo, moribundo, todavía con un mechón de su pelo en la mano.

Califa iba contando hombres león en voz alta a medida que los mataba.

¡Cuatro!
—gritó mientras uno caía— ¡Cinco! —un instante después.

Los caballos relinchaban y coceaban con los ojos muy abiertos, enloquecidos por la sangre y la carnicería

¡Siete!
— pero a su lado, uno de los halcones se revolcaba con una pierna retorcida bajo el cuerpo, y las sombras seguían atacando entre aullidos.

“Luchamos contra la vegetación” —se dijo Califa al tiempo que mataba a un hombre que llevaba más hojas que ningún árbol de los alrededores. La idea la hizo reír, y su carcajada atrajo a varios felinos, a los que mató, y casi le entraron ganas de empezar a contarlos ella también.

“Soy una mujer casada; este es mi retoño.” Clavó el puñal en el pecho de un hombre león, a través de las pieles, la lana y el cuero endurecido.

Sus rostros estaban tan cerca que le llegó el hedor de su aliento rancio, y la mano del hombre se había cerrado en torno a su cuello. Califa sintió como el hierro resbalaba contra el hueso cuando tropezó contra una costilla y pasó por debajo. El Hombre león se estremeció y murió. Cuando lo soltó se sentía tan débil que casi cayó sobre él.

Conteo:

Arrakis 40 Hp

Comandante Califa 100 % de Hp

Jinetes Halcón 90

190 Caballeria Kazanmak

9 carros de asedio con 9 arqueros cada uno = 90 arqueros

30 Legionarios Arrakis

Total Kazamark  402 elementos

Enemigos

Chita 40 de Hp

Hombres león 392

avatar
Talion

Mensajes : 102
Fecha de inscripción : 05/01/2016

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
102/1000  (102/1000)
Coronas: 250

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Talion el Miér 18 Ene 2017, 12:18 am

Dados:
avatar
Talion

Mensajes : 102
Fecha de inscripción : 05/01/2016

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
102/1000  (102/1000)
Coronas: 250

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Punisher el Miér 18 Ene 2017, 12:18 am

El miembro 'Talion' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Ataque' : 11

--------------------------------

#2 'Ataque' : 3
avatar
Punisher
Dados

Mensajes : 871
Fecha de inscripción : 30/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Demivah el Miér 18 Ene 2017, 1:52 am

Su arco choco contra la lanza bloqueando su camino hacia sus piernas. Un rápido reflejo por parte de la elfa quien ahora tenia cara a cara a aquella felina con deseos de verla muerta. Arrakis no mostraba signos de compacion a ninguna raza, asi como todo Kazanmaki, estaban entrenados para ver a las demas razas y reinos humanos rebeldes como inferiores, el códice decretado por la soberana decía bien claro que toda raza inferior y personas que desafiaran la autoridad de Malkôra merecían de ser perseguidas, capturadas y eliminadas si esta no aportaba ninguna utilidad.
Los hombre-leon eran bestias salvajes y asi como las amazonas y los orcos, vivían naturalmente libres sintiendo de que Eädur era una tierra libre y sin fronteras.

Demivah sabia que aquella felina tenia una fuerza notable y a pesar de la ayuda de su marca no podría de igualarla al mismo nivel... pero con algo de ingenio y siendo oportunista quizás encontraría la forma de doblegar aquella fiera que media cada paso antes de atacarla.

A sus alrededores, los legionarios Kazanmakies y los jinetes se desenvolvían rápidamente entre los arboles para atacar y mantener alejado al enemigo. Pero aquel dote felino que contaba su enemigo lo volvia igual de agil y escurridizo entre las sombras. Las flechas y lanzas volaban por el campo de batalla, muchas obstruidas por la gran cantidad de altos arboles que existían en el lugar. Eliminar un grupo tan grande de hombres-leon y tomados por sorpresa seria una tarea difícil pero no imposible.

— Mi tumba esta muy lejos de aquí... no sera diferente esta noche... — Murmuro para si misma recordando el porque se había unido a las enseñanzas de Akasha cuando vio el sorprendente salto de la felina. Una postura perfecta, su lanza como una flecha que descendía hacia ella y aquella figura atleta que se sostenía en el aire... Arrakis podía sentir como el tiempo se detenía aunque no sucedía de tal forma. La Drow Intentaría de saltar a su izquierda para dejar que la lanza siguiera su trayecto si el tiempo le era favorable... La marca de Malkôra dotaba a humanos y elfos con una fuerza y velocidad mayor a lo normal... pero los hombres-leon... por alguna razón eran los mas detestados en todo el reino y por la misma soberana de Kazanmak. La fuerza, la vitalidad y la energía con la que se desenvolvían en la lucha era digna y hasta envidiable.
avatar
Demivah

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 15/12/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Punisher el Miér 18 Ene 2017, 1:52 am

El miembro 'Demivah' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Defensa' : 2

--------------------------------

#2 'Ataque' : 12
avatar
Punisher
Dados

Mensajes : 871
Fecha de inscripción : 30/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Talion el Miér 18 Ene 2017, 3:02 am

Valamar:
La niebla ocultaba tres cuartas partes del palacio, pero a Valamar le bastaba y le sobraba con lo que había atisbado para saber que el Palacio de aquella isla había sido diez veces mayor que  cualquier baluarte actual en Sedeña y cien veces más bello.

Los arcos de piedra blancuzca se perdían en la niebla. La mitad se había derrumbado bajo el peso del musgo gris y las gruesas enredaderas negras que salían del agua. Cuando Él birreme estuvo más cerca, Valamar divisó unas siluetas que se movían cerca de la luz, arrastrando los pies sin rumbo en torno a los fanales como lentas polillas grises. Unos estaban desnudos; otros, envueltos en sudarios.

Valamar desenvainó a Saskia.

Kaela, estés donde estés, juro que esto no me detendrá. Te lo juro… ¡Estén alertas!


Tranquilo
— le grita la capitana, que enciendan las antorchas, esas cosas solo pueden ver cuando hay niebla…

¡Enciendan las antorchas
! se oyó el grito de boca en boca a través de los barcos de la flota

Quince varas por encima, las sombras gemían y mascullaban bajo un fanal vacilante.  Todos mantenían el aliento en silencio, las sombras parecían no verlos, pero si los oían estaban perdidos…

Las fuerzas Kazanmakis habían respondido a la emboscada con una fuerza demoledora, una vez que hubieron perdido el factor sorpresa.

Los hombres león comenzaron a tener problemas para atacarlos, el número de hombres león comenzaba a bajar considerablemente ante el poder de las sombras, algunos estaba comenzando a retroceder y a perderse entre los arboles… Algunos de los legionarios no sabían si perseguirlos, o ayudar a sus demás compañeros, era la primera vez que se enfrentaban a una enfoscada de tal índole y pareciera como si los arboles conspiraran en su contra.

Además, las cosas no iban bien para la generala, pues la lanza había alcanzado a impactarla, aunque no a herirla de gravedad y el combate apenas empezaba.

Te equivocas, tú tumba esta en este bosque y esta noche la vas a estrenar
— La drow había saltado a un lado. Su velocidad era casi similar a la de ella en los momentos en que la marca actuaba en ella. Chita se preguntó si podría mantener esa velocidad constantemente  y la única forma de averiguarlo era no dejando de atacarla, no cesar en sus ataques.

En una batalla las filas de lanceros eran una fuerza formidable, pero un combate singular  contra una ágil Drow era algo más complicado. Sin embargo Chita la manejaba demasiado bien y sabía muchas técnicas con ella.

Vamos a ver durante cuánto tiempo me puedes aguantar el ritmo
—Chita daba vueltas en torno a ella, con la lanza preparada para asestar otro golpe— Pero primero jugare contigo.  A ver si es cierto que  puedes seguir moviéndote rápido.

Entonces con su lanza volvió a atacar esta vez directa al cuello de la drow.

Califa por su parte seguía luchando, era una guerra formidable, y ella sola había derribado a un número considerable de enemigos.

¡Nueve, y malditos seáis todos!
— Caifa quería gritar, pero tenía la garganta tan seca que no le salían más que gruñidos.

En algún momento de la batalla, Califa había perdido de vista a Arrankis y  a todos. También había perdido el puñal, pero tenía en la mano una espada, una espada corta de hoja ancha, casi un machete. Ni bajo tortura habría sabido decir de dónde la había sacado. Le dolía el brazo; la boca le sabía a sangre; le temblaban las piernas, y unos débiles haces de luz se filtraban entre las ramas de los árboles y las eternas nubes oscuras.

¿Tanto tiempo ha durado? ¿Cuánto llevamos luchando?


Su nuevo adversario era un Felino que luchaba con hacha, un gigantón calvo y barbudo con una cota de anillas oxidadas que denotaba su condición de jefe o cabecilla. No le hizo ninguna gracia ver que se enfrentaba a una mujer.

¡Maldita!
—Rugía con cada ataque; su saliva le salpicaba las mejillas— ¡Maldita! ¡Maldita!

Conteo:

Arrakis 31 Hp

Comandante Califa 100 % de Hp

Jinetes Halcón 80

170 Caballeria Kazanmak

9 carros de asedio con 9 arqueros cada uno = 90 arqueros

30 Legionarios Arrakis

Total Kazamark  372 elementos

Enemigos

Chita 40 de Hp

Hombres león 272
avatar
Talion

Mensajes : 102
Fecha de inscripción : 05/01/2016

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
102/1000  (102/1000)
Coronas: 250

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Punisher el Miér 18 Ene 2017, 3:02 am

El miembro 'Talion' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Ataque' : 8

--------------------------------

#2 'Ataque' : 11
avatar
Punisher
Dados

Mensajes : 871
Fecha de inscripción : 30/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Demivah el Jue 19 Ene 2017, 7:25 pm

Rápida y elegante como la elfa que es, Arrakis salto hacia un costado ante el duro ataque de la felina. Aterrizando en el terreno con un pequeño resbalón en sus pies, la sangre de ella se derramo y sus ojos contemplaron una fuerte herida abierta que poco a poco se regeneraba gracias a su marca... pero su misma bendición seria pagada con energía vital de ella. La generala sabia bien que un fuerte numero de heridas la dejarían desmayada por ser consumida por su misma merca, debía de ser cautelosa en el próximo movimiento.

A sus alrededores, los hombres-leon empezaron a cobrar coraje y fuerza en sus luchas. Ningun guerrero sea Kazanmaki o bestia dejaba abandonado a sus hermanos... todos luchaban con bravura, pero la fuerza animal que el enemigo portaba pronto tomaba mayor vigencia. La felina aun seguía insultándola mientras en los ojos de odio de la corrupta elfa se hallaba a una generala concentrada al primer signo de debilidad para contra-atacar. "Deja que el dolor menguara en el ritmo de la batalla y nunca volverás a sufrir un día de tu vida" susurro para si misma, repitiendo las palabras que una vez la Emperatriz le había dicho tras darle su marca y su nueva oportunidad de venganza. Aquel dolor que era emitido por la cortada de la lanza de aquella felina pronto se disipo haciendo que la generala se colocara firme y lista para pelear... como si nada hubiera ocurrido.

Ante el nuevo ataque que venia hacia ella, Arrakis volvió a tomar su arco para desviar aquella punta dirigida a su rostro. La experiencia le decía a la gran generala Kazanmaki que aquella arrogancia con la que luchaba su oponente le costaría el doble en un momento inesperado. No había porque apresurar la voluntad del dios oscuro... su fe le mantenía con la idea intacta en que los enemigos de la Emperatriz serian eliminados esa noche. Las tropas se alzaron a gritos y armas respondiendo el fuerte ataque del enemigo, no habría misericordia para los desleales al gran Malkôra.
avatar
Demivah

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 15/12/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Punisher el Jue 19 Ene 2017, 7:25 pm

El miembro 'Demivah' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Defensa' : 13

--------------------------------

#2 'Ataque' : 10
avatar
Punisher
Dados

Mensajes : 871
Fecha de inscripción : 30/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Talion el Vie 20 Ene 2017, 1:01 am

Pese a que Chita seguía blofeando, en el fondo le asustaba que la drow se regenerase tan rápido, solo esperaba poder cansarla, pero no iba ser tarea fácil, dado que su velocidad competía con la suya  y su estamina era comparable, o quizás superior a la de ella. Y peor aun puesto que no mostraba signos de dolor. Luchaba con ventaja pues la marca de Malkôra recargaba a la drow  con poderes sobrenaturales.

Maldita Desgraciada
. Resoplo  bufando por lo bajo  hacia la drow que tenía enfrente;  No estaba contando con una estrategia clara, solo sabía que ese arco era más resistente que lo que creía. Sin embargo, no alimentaria su seguridad. Tenía que destruir su confianza y darle a entender que no podía ganar.

La oyó murmurar algo, pero pese a su oído felino, no pudo averiguar que tanto decía. Pero sin duda aquellas plegarias habían tenido un efecto positivo en ella, pues su coordinación y reflejos se vieron aumentados notablemente…

Ya estas rezándole a tu dios, haces bien, pues dentro de poco, estarás con él. Ese arco no te protegerá siempre
— La felina dejo de hacer alardes de su destreza y dejo de hacer piruetas alrededor de Demivah, pues ya no estaba tan segura de su victoria, sabía que si la subestimaba podría vencerla…

Un movimiento en falso y caerás
— Chita sonrió maliciosa pensando su siguiente maniobra —Por cierto, dime tu verdadero nombre para que sepa quién fue la única mujer que me ha podido durar más de cinco minutos en batalla, tu podrás decir a tu dios oscuro que encontraste tu triste final frente a Chita, hija de chitara.

Chitara levanto su lanza y arremetio de nuevo contra ella lazo. En un ataque frontal contra su abdomen. Aquella escena pareció moverse en cámara lenta aunque en realidad solo fueron milésimas de segundos... ¿lograría la Drow esquivarlo de nuevo?

Por su parte tanto los hombres león, como los legionarios Kazanmakis cogían un segundo a aire, especialmente estos, estaban dando una batalla impresionante logrando emparejar la situación.  Chita solo esperaba que nadie más interfiriese en el combate, pues la gloría de vencerla era para ella y para nadie más.

Mientras, Califa no lo estaba pasando del todo bien, el hacha le estaba destrozando el escudo; agrietaba la madera al bajar y arrancaba largas astillas cuando la alzaba de nuevo. Pronto no le quedarían más que virutas en el brazo. Retrocedió, se deshizo de los restos del escudo, Califa Yasmina, retrocedió unos pasos más y bailó a izquierda y derecha para esquivar los hachazos.

Y de pronto se encontró con la espalda contra un árbol; ya no podía bailar más. El Hombre león levantó el hacha por encima de su cabeza para partir en dos la de Califa, que trató de echarse hacia la derecha, pero tenía los pies atrapados en las raíces…

Conteo:

Arrakis 31 Hp

Comandante Califa 70 % de Hp

Jinetes Halcón 70

80 Caballeria Kazanmak

9 carros de asedio con 9 arqueros cada uno = 90 arqueros

20 Legionarios Arrakis

Total Kazamark  262 elementos

Enemigos

Chita 40 de Hp

Hombres león 262
avatar
Talion

Mensajes : 102
Fecha de inscripción : 05/01/2016

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
102/1000  (102/1000)
Coronas: 250

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Punisher el Vie 20 Ene 2017, 1:01 am

El miembro 'Talion' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Ataque' : 8

--------------------------------

#2 'Ataque' : 1
avatar
Punisher
Dados

Mensajes : 871
Fecha de inscripción : 30/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Demivah el Dom 22 Ene 2017, 1:06 am

La velocidad en respuesta por parte de la drow eran sobresalientes mientras estuviera a oscuras. Arrakis sabia que su enemiga solo bailaba y jugaba con ella... pero hasta cuando? El ejercito Kazanamaki no era de subestimarse para estar estirando un duelo en medio de un campo de batalla. La paciencia de la elfa corrupta era la estrategia a su victoria, el fervor que corría en su mente sumada a la esencia oscura de Malkôra pronto estallaría cuando la felina menos lo esperara.

Finalmente aquella felina se presento con el nombre de "Chita". Su nombre no le recordaba a alguien que debiera de ser buscado con gran prioridad o que la Emperatriz deseara de tener prisionera, pero de todas formas, Demivah deseaba que aquel nombre se extinguiera en la historia de todo el continente. — Sera en vano que sepas mi nombre, felina. Después de todo, tu y tu raza responderá a un único nombre...  Malkôra.— Respondió con una amplia sonrisa en el momento que pronuncio aquel nombre prohibido para los infieles a su dios.

Demivah era una mujer orgullosa a su dios y a su servicio hacia la emperatriz... con sus dudas como cualquiera de los lideres que a medida que eran otorgados con mas poder, notaban los incognitos en las visiones y el códice de la soberana... pero aun así su fe estaba depositada en que la palabra de Akasha era la única verdad y la mejor opción para cumplir sus mas profundos sueños.

—Kazanmak jamas ha sufrido la vergüenza de la derrota, porque somos elegidos de la gran Emperatriz, y el puño de hierro de su voluntad! Mis guerreros! que Malkôra guié sus espadas! muerte a los enemigos de Kazanmak! — Grito para que los legionarios cercanos a ella se vieran motivados por su oratoria de batalla, todos se descubrieron de sus escudos para ahora contra-atacar a los hombres-leones con mas fuerza y mas coraje al grito de Malkôra. La superioridad de la fuerza Kazanmaki a la larga intimidaría a los salvajes o terminarían todos bajo los pies del ejercito Kazanamaki.

Demivah percibió el rápido movimiento de la felina, e intentara de enviar con su arco una vez mas la lanza hacia un punto vació en el aire. La generala media sus tiempos y estaba dispuesta a hacer a la felina abandonar su cacería por el peso de la fuerza armada o hasta que la misma felina descuidara un segundo su guardia. Su verdadera misión era buscar al fugitivo de su soberana y no en purgar los desiertos de rebeldes y blasfemos a su dios... con la furia de la Emperatriz... existiría tiempo de sobra para robar las vidas de aquellos que se oponían a los servidores del dios oscuro. Cada segundo que pasaba era distancia que el buscado Talion tomaba como ventaja de su juicio final.
avatar
Demivah

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 15/12/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Punisher el Dom 22 Ene 2017, 1:06 am

El miembro 'Demivah' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Defensa' : 3

--------------------------------

#2 'Ataque' : 10
avatar
Punisher
Dados

Mensajes : 871
Fecha de inscripción : 30/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Talion el Dom 22 Ene 2017, 2:18 am

Sabedora del poder de las legiones Kazanmakis la drow no desesperaba, bastaba un solo fallo, un solo paso en falso, y ella contraatacaría con todo, chita  no estaba dispuesta a darle esa oportunidad, más cuando a su alrededor notaba que sus compañeros felinos estaban perdiendo ante los hábiles jinetes. Había sido una mala idea atacarlos en su elemento que era la oscuridad y estaban pagando las consecuencias.

Malkôra. Eso será lo que pondré en tu epitafio
— Respondió escupiendo con si el solo nombre le envenenara la lengua. Aunque era un dios temido, la felina blasfemaba en su nombre piues según sus creencias, un dios no respetado era un dios sin poder.
 
Esta noche conocerás la vergüenza de la derrota, de nada sirve que convoques a tus vasallos, ellos no pueden oírte
—Mintió. Lo cierto es que algunos si podían oírla y sus palabras les contagiaban de fanatismo, les llenaban de bríos y les ayudaban a no rendirse. Eran soldados en toda regla, sin más ley que la de obedecer…

La felina se daba cuenta de esto, y sabía que tenía que derrotarla, una vez caídos los cabecillas, su ánimo bajaría y  sería más fácil, vencerlos o en todo caso huir y perderse entre las sombras, y atacar en otra oportunidad.

Sin embargo no era fácil, ese maldito arco la protegía siempre, sin embargo la estaba cansando, tenía que seguir atacándola hasta que cayera… Dantaria había prometido grandes riquezas a quien la capturase viva,  y sería ella la que se ganase ese honor.

Chita nuevamente se abalanzó sobre ella rugiendo cual felina que era. Tomo la parte no filosa de su lanza y la dirigió contra su vientre con el fin de sacarle el aire.

Califa, por su parte había escapado y contuvo el aliento ante la destrucción causada por los arqueros Kazanmakis entre las filas atacantes. Los bordes de la cuña parecían fundirse y el bosque estaba sembrado de muerte.

Pero los sobrevivientes felinos seguían adelante como locos, inconscientes del desastre. Algo más atrás, los arqueros volvieron a empuñar sus armas motivados por las palabras de Demivah  y nuevas nubes de flechas se remontaron atravesó de los árboles, obligando a los  Hombres león a ponerse a cubierto. El pánico se apoderó de éstos ante aquel avance irresistible y miraron hacia abajo como lobos atrapados.

Una lluvia de rocas y piedras rodó, hacia ellos hiriendo a algunos. A pesar de ello, el ataque no se detuvo. La legión Kazamark se preparó para el choque inevitable. Su cerrada formación y sus mejores armaduras impidieron que las rocas enemigas les hicieran mayor daño.

Conteo:

Arrakis 26 Hp

Comandante Califa 70 % de Hp

Jinetes Halcón 70

70 Caballeria Kazanmak

9 carros de asedio con 9 arqueros cada uno = 90 arqueros

20 Legionarios Arrakis

Total Kazamark  252 elementos

Enemigos

Chita 40 de Hp

Hombres león 162

Valamar:


Mientras tanto al norte de Karnâ.

Nadie pronunció palabra. Él Birreme se dejó llevar por la corriente. Habían tenido arriadas la velas, de modo que solo podía ir adonde la arrastrara el río.

Todos los ojos estaban fijos en la luz distante. A medida que se iba acercando se convirtió en dos luces, y luego en tres.

Todo parecía calmado nuevamente, todos comenzaron a respirar más tranquilos.

El puente de la desesperación —dijo Zedd.

Inconcebible —dijo una de las corsarias, atragantándose— Lo hemos dejado atrás. Los ríos solo discurren en una dirección.

Pues este río hace lo que se le da la gana.

Sobre ellos, un grupo de amazonas los estaba esperando y cuando los vieron empezaron a aullar, y unas cuantas los señalaron.

Apenas y llevan ropa esas mujeres. Serán fáciles de vencer.
— Decía Valamar seguro de sí mismo, mientras que las guerreras Amazonas avanzaban hacia ellos

Ustedes los extranjeros tienen  tanta obsesión con la ropa
—Le contesto una corsaria — Incluso sus reinas a veces visten tan poco, que parece que van desnudas, pero haces mal en subestimarlas. Las amazonas son guerreras demasiado poderosas. Pronto lo comprobaras…

Ya veremos
— dijo Valamar…
avatar
Talion

Mensajes : 102
Fecha de inscripción : 05/01/2016

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
102/1000  (102/1000)
Coronas: 250

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Punisher el Dom 22 Ene 2017, 2:18 am

El miembro 'Talion' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Ataque' : 13

--------------------------------

#2 'Ataque' : 7
avatar
Punisher
Dados

Mensajes : 871
Fecha de inscripción : 30/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Demivah el Mar 24 Ene 2017, 4:24 am

Quizas los legionarios habían sentido el poder de la palabra de su generala, sus espadas cortaban la carne del enemigo mientras adoraban al dios oscuro y mencionaban a su emperatriz por cada victima que caía bajo sus pies... pero la generala encontraba a su adversaria cada vez mas insoportable y mas enfurecida.
Puede que la drow tuviera una amplia devoción y supiera el extenso poder que Malkôra brindaba a sus mas leales marcados... pero la oración sin el esfuerzo de lucha no conseguían victorias y ella lo sabia bien. La lanza dirigida al abdomen se desvió levemente y solo provoco un corte muy suave sobre su cintura, una herida suave y soportable como para que la líder kazanmaki ni tuviera que frenar a su lucha.

— Si no sirve... que es lo que tanto hace caer a tus guerreros? No seas necia Chitara, unete a nosotros... no tienes porque acabar como el resto de Eädur. Masacrados bajo nuestro estandarte — Respondió intentando de persuadir a su enemiga. Claro estaba que ella mentiria tanto como la soberana le exigia mentir a los Tifflins que llegaban de Anzus con ansias de encontrar en el continente y en el reino de Kazanmak algo a que llamar "hogar". Los felinos de Eädur eran considerados bestias salvajes al igual que los orcos. Seres incapaces de hacer prosperar un reino tecnológica, política y religiosamente.  No habia otro final para ellos que la muerte bajo la espada y la rabia de la dama oscura de Akasha.

Demivah necesitaba de ganar tiempo para confudir a su enemiga antes de atacarla friamente, ademas, el tiempo era necesario para que los legionarios terminaran con las tropas adversarias. Chitara podría de estar reducida en cada minuto de batalla y pronto quedaría acorralada, necesitaba la ayuda de un dios para poder dar vuelta el destino de aquella batalla... pero con la experiencia de una generala de muchísimos años de antigüedad como Arrakis... la drow conocía bien que ninguna adversaria era para subestimar.
Viendo el cambio repentino de la felina con su arma, la elfa trataría de dar una elegante patada a aquella arma, tanto para desviarla como para intentar partirla o quebrarla. La pierna de la generala caeria en riesgo si era efectuada en el microsegundo incorrecto, pero su fe estaba puesta en que Malkôra proveería la ayuda en su momento adecuado, nada se lograba sin un poco de sacrificio y dolor.

Las huestes de la soberana Akasha seguían intentando de reducir a los hombres leones quienes volvían a contraatacar ante la fuerte carga de los guerreros del sur.  Existía superioridad numérica distante en lo que respectaba a los dos ejércitos... pero nada aseguraba que la fuerza de los felinos se agotara tan rápido ante el avance Kazanmaki.

Los felinos parecían de sentir el peso del agotamiento, pero su salvajismo les hacia recuperarse rápidamente a diferencia de la debilidad humana. Mientras el enemigo se valia de su propia naturalidad para mantenerse en pie, la noche y las sombras alimentaban los corazones corruptos de los siervos de la Soberana. Una fuerte lucha entre Fe y Fuerza abatía los desiertos de Eädur mientras el resto del mundo solo se ocultaba tras las murallas a esperar el nuevo movimiento de la odiada Emperatriz.

En las Islas Drozhna:

La Cuerva aun sentía la preocupación de los nuevos acontecimientos que azotaban al continente. Tomar la dura misión de recuperar a uno de sus aprendices en una misión espía dentro del territorio Kazanmaki no era nada sencillo. Aun cuando el tiempo había pasado ya bastante desde la ultima vez que ella pudo de poner un pie en las tierras de su reino. Los recuerdos atormentaban la sensibilidad del corazón de la Shyrena... sus paseos por las calles siendo adorada por el pueblo kazanmaki, las platicas de su padre en los templos del reino, los entrenamientos junto a su hermana en el gran coliseo de Kazanmak... mucha historia fue destruida gracias a la avaricia de su hermana. No solo historia personal de la misma Kaela, sino también la historia y cultura del mismo reino y del pueblo había sido olvidada por orden de Akasha para dar lugar a su "nuevo" reino de oscuridad.

Mientras los plumas negras preparaban las embarcaciones, Kaela pensaba bien que caminos tomar en busca de su gran y fiel aprendiz. Ella necesitaría de toda la ayuda posible y de sus mejores guerreros para lograr vencer a futuro a su hermana... como no pensar en su amado cazador quien había desaparecido mucho tiempo, muchos solían decir que Valamar estaba muerto, pero para Kaela luego de su extraño viaje por Anzus y el cruce con Liyatan, todo era muy extraño y misterioso como para condenar el alma de su gran amor. Valamar no había trascendido junto a los dioses como muchos lo imaginaban en Drozhna, ella no se rehusaba a pensar en que Renji estaba muerto... pero tampoco encontraba la explicación de que le había ocurrido. Jamas entraría en sus mas profundos pensamientos, que su amado cazador aun seguía allí afuera con vida... volviendo hacia ella mientras que una nueva misión la asechaba de distanciar aquel posible encuentro.
Los corazones de ambos estaba en manos de los dioses. El destino decidiría si debían de encontrase o alejarse nuevamente.
avatar
Demivah

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 15/12/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Muerte al traidor [privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.