Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 8 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 7 Invitados

Ravenna

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 77 el Sáb 06 Sep 2014, 2:25 am.
Últimos temas
» Ficha: Yurick
Vie 23 Jun 2017, 8:36 am por Yurick

» Ficha de Markus Blackhorn
Miér 24 Mayo 2017, 11:47 pm por Eneas

» Muerte al traidor [privado]
Dom 29 Ene 2017, 10:02 pm por Demivah

» Registro de Avatares Femeninos
Vie 27 Ene 2017, 11:50 am por Rey Xalcotum

» Alma Anisa (terminada)
Vie 27 Ene 2017, 11:48 am por Rey Xalcotum

» Bvlgaria :: Blurred Definitions [Afiliación élite]
Miér 25 Ene 2017, 8:01 pm por Tábatha

» St. James - Normal
Dom 22 Ene 2017, 7:20 pm por Eneas

» Seven Deadly Sins — Cambio de botón (Élite)
Jue 19 Ene 2017, 1:35 am por Duende en el norte

» Registro de Avatares Masculinos
Miér 18 Ene 2017, 5:45 am por Duende en el norte

Votános


Licencia de Creative Commons
Leyendas de Anzus by Estigma is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en Leyendas de Anzus.
Como habrás podido comprobar, éste es un foro original de principio a fin, todo lo que ves aquí ha sido creado por los usuarios que desde hace más de dos años, han dedicado su esfuerzo. Las fichas, los posts, los gráficos, en definitiva, cualquier contenido, es obra de sus dueños y de nadie más.
Sé original.
Afiliados Élite
BelovedHogwartsSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasLost Soul40 por 40Image and video hosting by TinyPicSchool Deluxe NEWForo RPG NarutoEast of EdenCrear foro photo mDxkRXI_zpspxu1jljz.jpg

Amule, la hada.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Amule, la hada.

Mensaje por Amal Djehiche el Jue 05 Ene 2017, 10:30 pm

Nombre de Personaje: Amal Djehiche

Nombre del PB: Kayle de League of Legends

Apodo: Amule.

Edad: 150 años.

Edad aparente: 20 años.

Género: Femenino.

Orientación sexual: Heterosexual.

Lugar de nacimiento: Montañas de Drasnia.

Raza: Hada benevola - Fuego.

Conocimientos mínimos:
*Manejo de la espada.
*Ideas de combate (a esto me refiero que sirve como estratega).
*Historia universal.
*Los mejores estudios por las hadas.


Descripción física:


  • Cabello:  Rubio claro, tanto que puede parecer hasta blanquecino, bastante largo y ondulado.
  • Ojos: Azules
  • Contextura: Delgada y delicada.
  • Altura: 1,50 cm, la altura maxima para las hadas.
  • Ropa: Usa una cota de malla ajustado a todo su cuerpo.
  • Otros: Armadura de hierro que cubre todo su cuerpo al igual una armadura expecialmente diseñada para sus alas.
  • Imagen:
    Spoiler:
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]




Descripción Psicológica: Es una chica bastante amable con el sentido de justicia muy arraigado. Es agradable, siempre trata de encajar con todo el mundo, pero no por esto es tonta, mucho menos inocente ante malos pensamientos de los demas. Es inteligente y dulce a su vez, bastante parlanchina y siempre dispuesta ayudar.

Miedo(s): Perder las alas.

Pasado: Como bien es sabido por todos, las hadas se rigen por una monarquia, dentro de cada monarquia estan sus "monarcas" que son considerados los reyes, principes, caballeros, duques, etc. Si bien cada reino cuenta con su propia participacion dentro de la creacion de la paz y dentro de los conflictos con otros reinos, los reyes se veian expuestos ante esto. Recuerden, un rey siempre es el primero en ir al campo de batalla y el ultimo en irse, un buen rey, claro; pero... Siendo el rey una pieza tan importante de cada pais que gobernaba, no se podia permitir a otros lastimarlo, y era ahi cuando entraba yo. Soy Amal. mejor conocida como Amule... Que es como decir Amalsita, y desde hace ya 80 años servia como mano derecha de la reina, ademas de como comandante de la guardia real del reino al que servia. Mi trabajo y mi vida se basaban solo en dos cosa: 1) la justicia y 2) el bienestar de los ciudadanos, aun cuando eso implicaba ir en contra de quien protegia, y llevandome ahora a la situacion de exilio en la que estaba. Para que comprendan un poco más porque digo todo en pasado, es necesario ir hasta cuando era tan solo una niña y desarrollar la historia a partir de ahi, aunque claro, voy a resumirla un poco:

Si de algo estaba segura en la vida era que: 1) mi familia habia estado encargada toda la vida del cuidado de los reyes vigentes, y 2) ese trabajo me tocaria a mi, y es que, me habian preparado desde que pude cargar con el peso de una espada para ese labor. No me podia quejar de mi infancia, tuve la mejor educacion, fui educada como toda una señorita de alcurnia como lo era, y por su parte tuve de lo mejor al momento de ser entrenada; tenia una buena vida, mi mejor amiga que era la princesa Lusky, futura reina, tambien elegida por la naturaleza, y yo siempre estuvimos juntas ante cualquier situacion, Lusky siempre estuvo enamorada en secreto de mi hermano mayor Aravir, y yo, por su parte nunca me intereso el tema de los chicos, sentia que aun no llegaba... Él, en cambio Lusky y Aravir tenian todas para estar juntos, pues tenian desde pequeños ese lazo de union. Mi padre y el suyo (el rey) eran muy buenos amigos, mi padre era su guardia real (de él rey), y al cumplir Lusky y yo la edad apropiada, ambos hicieron el compromiso entre lo que pronto seria la union mas envidiada por todo el reino. Aravir y yo fuimos entrenados de igual medida, porque aunque realmente el labor de ser guardia real le tocaba a Aravir, nuestros padres habian predecidido que sus hijos se casarian, no tanto porque era una buena union, sino para mostrar su amistad, por lo tanto, al momento de la boda de ambos, Lusky y Aravir pasaron a ser los reyes, y yo, yo pase a ser la guardia real de ambos.

Las hadas somos muy pacificas y casi no hubo ningun momento en que la paz del reino fuera alterada, solamente cuando las hadas entreban en locura y causaban algun disturbio, aunque claro eso era muy rapidamente arreglado por mis soldados bajo mis ordenes, siendo ejecutadas por mi. Aravir y Lusky se veian muy enamorados, y a mi me encantaba la idea de ver a mis ahora hermanos (incluyendola a ella dentro de esa posicion en mi vida) juntos. Aravir y yo seguiamos siendo igual de unidos como siempre, tenia que confesar que mi hermano era mi mejor amigo, lo era todo para mi, y ojo, no tengo ningun tipo de complejo de Edipo, solamente fui criada a ver a mi hermano con admiracion y amor, el amor más hermoso que puede existir en el mundo; el amor de una hermana para con un hermano, y sabia que el me veia igual; y si tenia que escoger a un hombre que me acompañara como esposo el resto de mi vida, escogeria a alguien lo mas parecido a él; y aun paso lo que paso, siempre seria alguien como él. Muy bien, todo iba bien hasta este punto, hasta que llego ese horroroso día en que lo perdí todo, lo perdí a él y con él vino todo lo demas.

Habiamos escuchado que en la frontera habia un disturbio por hadas malignas que querian tomar posesion de nuestro reino por los tesoros que alli se guardaban, no solamente eran hadas malignas, tambien le acompañaban duendes, criaturas extrañas sacadas de un cuentos de brujas, y todo lo terrible que se puedan imaginar. Aravir como rey fue el primero en entrar en conflicto, siendo seguido hombro a hombro por mi. Pasamos varios dias entrando y retirandonos del lugar de batalla, parecia que no dejaban de llegar aquellas criaturas, pero pronto eso se acabo y creiamos tener la guerra ganada. Aravir tenia una hermosa armadura de hierro pulido que le cubria las halas, con un encantamiento  para que no le dificultara el volar, estando completamente cerrada alrededor de ellas. Habia ordenado a los soldados irse, y Aravir y yo nos quedamos al final para retirarnos de ultimos. Aravir se quito su armadura, alegando que para "relajar las alas" y emprender el regreso caminando, siendo esto el peor error que pudo haber cometido en la vida.

Todo paso demasiado rapido, escuche ruido y pronto nos vimos rodeados de unas 10 criaturas, por desgracia no iban por mi, sino por él. Vi a un duende correr y guindarsele con puñal en mano desde la espalda antes de que yo pudiera hacer siquiera algo, y fue entonces cuando le escuche gritar y pude ver la silueta del duende bajar, pero el ala derecha de mi hermano completamente perdida. Fue algo de segundos en que mi espada sagrada, (tambien bendecida como la armadura de las alas de mi hermano) atraveso la cabeza de tan feo ser, y sin contemplacion mate al resto con ayuda de mi adolorido hermano mayor. Vi a mi hermano caer luego ante el dolor, y sin pensarmelo mucho lo cogi junto con lo que era su muy pesada armadura y sali volando hacia el reino tan rapido como podia. Lusky lloro al ver a mi hermano, y yo detras de mi casco lloraba de igual manera, pero no tardo mucho en que los medicos reales llegaron a tratarlo.

Aravir quedo inscociente por 3 dias, dias en los cuales ni Lusky ni yo nos separamos de su lado, y al despertar, senti que mi vida se me iba por segunda vez en esos dias... Cuando comprendio que pasaba, y que los medicos no pudieron hacer nada para poder salvar su ala, hasta que tuvieron que apuntarsela, por su parte, que iba hacer él con una sola ala? Asi que tambien le quitaron la otra. Buscamos ayuda magica para regenerarselas, me ofreci incluso para que le dieran las mias, pero todo era imposible y Aravir entro en depresion, un hada sin alas no era nada.

Los dias, semanas y meses transcurrian muy lentamente totalmente cargados de tristeza, la relacion entre Aravir y Lusky iba decayendo por la falta de confianza de mi hermano en él mismo, y Lusky estaba entrando en desesperacion, ella queria de regreso a su marido. Pero él jamas regreso. Un dia vi a Aravir salir de la ciudad con paso lento y cabizbajo, y sin permiso para salir del castillo, lo segui, tratando de que no me notara. Lo vi en el lugar donde paso su incidente, y yo estando escondida detras de un arbol, le escuche resoplar bastante alto. Con el habia llevado su armadura para alas, y las coloco en el suelo mientras las veia. - Ven aqui, Amule. - Le escuche decir casi en un susurro y cabizbaja ahora yo por ser descubierta, sali de mi escondite y fui a donde estaba él. Él siempre habia sido el mejor en todo, habia sido tonto de mi parte pensar que no se enteraria de que estaba observandole. - ¿Qué haces aquí Arav? - Le pregunte con tono melodioso acecandome por detras, para acariciar  con mi mano derecha libre de guante el cabello, mientras que mi atencion estaba fija en lo que sea que el viese en su armadura. - Me voy Amal, le deje ya una nota escrita a Lusky, no me puedo quedar aqui. Sé que no es el fin de mi vida que haya perdido lo que me hacia lo que somos, pero esto me esta llevando a la locura, tengo que poner buena cara para los ciudadanos, buena cara ante Lusky, pero no puedo ni pornerme buena cara a mi ¿Cómo se supone que voy hacerlo? No puedo más. - Me confeso, y aunque me moria por gritarle que no lo hiciera, que no me dejara sola, lo entendia. Joder, lo entendia perfectamente. Asenti en acuerdo, y lo vi sonreirme con debilidad. Le vi cortar la palma de la mano con un pequeño puñal que tenia en su costado, vi la sangre que empezo a caer y no entendi porqué lo hacia, hecho sangre sobre la armadura, en el nucleo realmente, y sin aviso cogio mi mano e hizo lo mismo que el segundos antes. Lo vi recitar unas palabras a las que no preste atencion, y en ese momento la armadura parecio volar hacia mi, estando en cuestion de segundo cubriendo mis alas. No entendia, negue con la cabeza con algo de confusion y le mire sin entender. - Te las doy, ya renuncie a ellas. - Me aclaro, y fue entonces cuando note que la vez que las habia cargado para llevarlas conmigo cuando ocurrio todo, habia sido extremadamente pesada, esta vez apenas y la sentia sobre mis alas. - Pero, como no fueron diseñadas para ti, no te la puedes quitar. - Dijo y se paro. Me acaricio mi largo cabello similar al suyo y asenti. - Si quieres que yo la tenga, asi será. - El sonrio nuevamente, lo abrace con fuerza siendo correspondida de inmediato. - Te amo hermano. - Comente con un hilo de voz, estaba por empezar a llorar, y el solo siguio acariciando mi cabello. - Te amo, esperanza. - Dijo mi nombre traducido a la lengua comun, y eso fue lo ultimo que nos dijimos antes de que él se fuese.

Volvi al reino sin estar del todo dentro de mi realmente, parecia solo un cuerpo vacio caminando extremadamente triste por la ciudad, y al llegar al castillo todo empeoro. Vi el salon de los tronos totalmente desordenado, y fue cuando cai en cuenta acerca de Lusky. Fui corriendo a la habitacion real, y la vi alli, completamente desconsolada, con los brazos ensangrentados y espejos rotos por todos lados. Fui corriendo a ella, pero la mirada que me lanzo me hizo frenarme. - Es por tu culpa que todo esto paso. - Me dijo, con voz ronca y una mirada de odio. - Porque no hacias bien tu trabajo de cuidarlo es que él perdio su ala,  Porque no pudiste ser mas eficiente es que él entro en depresión, y ahora por tu culpa, él me dejo. - Parece ser, que en ese momento se percato de mis alas cubiertas con la que fue la armadura de su esposo. - ¿Qué le hiciste? - Pregunto, con odio en la voz y yo solo me concentre en analizar la situacion. -  No le hice nada. Estas mal Lusky, es mi hermano ¡Jamas hubiera deseado esto para él! - Le aclare en un intento de hacerla recapacitar. La vi tirarme un adorno roto que tenia cerca el cual se entampo en mi armadura rompiendose más. Entonces lo note, la mirada de mi amiga habia cambiado a aquellas tantas miradas de locura que terminaba en maldad, intente por todos los medios hacerla recapacitar, pero sus gritos ademas de todo el escandalo que habia hecho previamente hizo que parte de la servidumbre viniera a observar que pasaba, y aunque no queria hacer lo que hacia en estos casos de locura, al momento en que una chica de limpieza se acerco a ella para intentar curarla por las heridas que ella misma se habia hecho y ella le enterro un pedazo grande de vdrio en el estomago, fue cuando tuve que actuar... Ella lo sabia, sabia que debia hacer eso. Cogi a la muchacha agarrando con fuerza a Lusky de sus brazos debiluchos y con el otro brazo indicandole a otro miembro de la servidumbre que ayudaran a la chica, solte a Lusky y saque mi espada, esta me miro con odio. - Has entrado en locura, y te juro que no quiero hacer esto. - La escuche gruñir, dandole otra oportunidad de que cayera en ella misma, aunque sabia era imposible. Mordi mi labio inferior y mis ojos empezaron a botar lagrimas nuevamente. - Sabes que debo hacerlo, es tu propia ley... Yo, Amal Djehiche, capitana de la guardia real y mano derecha de los reyes, te sentencio a muerte. - Y fue en cuestion de segundos que paso todo, Lusky intento correr, yo saque mi espada y de un golpe certero su cuello empezo a sangrar. - Lo siento. - Susurre, sentandome de rodillas mientras lloraba y escuchando el peso muerto de mi amiga caer.

Habia olvidado que habian personas mirandonos, y aunque todos estaban conscientes era algo que debia hacer, no contaba conque el antiguo rey entrase a ser uno de los espectadores. Escuche un grito que gritaba - ¡Traidora! ¡Mato a su reina! - Y su dedo acusador señalandome, entonces comprendi todo... Aunque lo habia hecho por el bien del reino, seguia siendo su hija, y él no entenderia... Al momento de Lusky morir, él volveria a ser el rey, y ordeno a los guardias que se acercaban que me tomaran, que me mataran. Desplege mis alas y me escape por la ventana, vi personas siguiendome pero volaba rapido, y pronto, pronto me le perdi a ellos y perdi de vista el lugar en el que habia pasado toda mi vida. Pense por un segundo, obviamente tomarian la cabeza de mi padre por la mia, y senti que debia ir a ayudarle... Pero no, era imposible, y fue asi como al poco tiempo me entere de su muerte.

Muy bien, ahora no podia volver hacer lo que hacia, y estaba desconsolada, completamente sola, pense incluso en el suicidio; pero pronto recorde tenia alguien por quien vivir. Aravir seguia vivo, y con mi corazon en la mano, este fue el ultimo impulso que me dio para continuar, si yo estaba mal, aseguraba el estaria igual o peor, y aunque me estaba muriendo, debia ayudarlo. Fue por eso que con este pensamiento en mente empece a recorrer el resto del mundo; necesitaba, debia y queria conseguir a mi hermano. Ese era mi motivo para mantenerme.
avatar
Amal Djehiche

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 05/01/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Amule, la hada.

Mensaje por Duende en el norte el Jue 05 Ene 2017, 10:40 pm

Ficha aprobada.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Duende en el norte
La Sabandija Negra en el Norte

Mensajes : 3223
Fecha de inscripción : 05/08/2014

Hoja de personaje
Nivel:
Experiencia:
0/0  (0/0)
Coronas:

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.